Poniendo a prueba al análisis técnico

En últimos años el análisis técnico se ha puesto de moda. Twitts con gráficas y pequeños análisis inundan la red social. Cursos del análisis técnico se dan al por mayor, ya sean presenciales o en línea. Muchas herramientas se anuncian en la web que ayudan realizar el análisis y muchas plataformas de trading incluyen el servicio. Pero… ¿el análisis técnico sirve?

Antes que nada, habrá que explicar qué es el análisis técnico.

“El análisis técnico es una herramienta diseñada para analizar cualquier tipo de mercado; acciones, índices, materias primas, etc. El objetivo del análisis técnico es predecir la evolución futura de la cotización de un activo basándose en el comportamiento que ha tenido dicha cotización en el pasado.”

“…Es el estudio de la acción del mercado, principalmente a través del uso de gráficas, con el propósito de predecir futuras tendencias en el precio.”

Una de los indicadores más usados en el mundo del análisis técnico es el de los promedios móviles. Un promedio movil es el promedio de los precios (de cierre) de un rango determinado a lo largo del tiempo. Va un ejemplo:

Promedio móvil de 3 periodos:

 

¿Cómo se usan? como señales de entrada o salida. Es decir, se produce una señal de compra si los precios del activo cruzan al alza la media y habrá una señal de venta cuando los precios la cruzan a la baja (más detalles aquí).

Una estrategia popular involucra los promedios móviles de 5 y 200 periodos. Hay una señal de venta cuando el promedio móvil de 5 periodos cruza hacia abajo el promedio móvil de 200 periodos y hay una señal de compra cuando el promedio móvil de 5 periodos cruza hacia arriba el promedio móvil de 200 periodos.

En una gráfica se vería así:

*SMAVG quiere decir Simple Moving Average que queire decir Promedio Movil Simple que es lo mismo que expliqué arriba.

El promedio móvil de 200 periodos está en amarillo y el promedio móvil de 5 periodos es el morado.

Hace poco encontré la referencia a un estudio en donde se realizan algunas pruebas estadísticas para probar si los rendimientos de un par de estrategias de análisis técnico generan rendimientos superiores al del mercado. Me di a la tarea de replicar, parcialmente, ese estudio con datos más recientes del S&P 500 y del S&P/BMV IPC para ver si las estrategias generan rendimientos superiores al mercado.

 

El estudio usa el principio que expliqué arriba. Para quien guste del detalle, es este:

Señal de compra: el promedio móvil de un periodo corto cruza hacia arriba el promedio móvil de un periodo largo.

Señal de venta: el promedio móvil de un periodo corto cruza hacia abajo el promedio móvil de un periodo largo.

Los pares de promedios móviles:

200 periodos con el de 5 periodos

200 periodos con el de 2 periodos

200 periodos con el de 1 periodo

150 periodos con el de 5 periodos

150 periodos con el de 1 periodo

50 periodos con el de 1 periodo

Rendimiento de la Estrategia: cuando hay una señal de compra, compramos el índice y lo vendemos después de 10 días. Cuando hay una señal de venta, vendemos el índice y lo compramos después de 10 días (venta en corto y después cerramos la posición).

Rendimiento del Benchmark: rendimiento de 10 días.

Periodo: septiembre de 2010 a septiembre de 2017

Prueba de hipótesis: el Rendimiento de la Estrategia es mayor al Rendimiento del Benchmark.

 

Los resultados contradicen lo que se encontró hace varios años en el estudio.

De acuerdo al ejercicio, de septiembre de 2010 a septiembre de 2017, el rendimiento de las estrategias del análisis técnico para el S&P500 y para el S&P/BMV IPC antes mencionadas NO fueron mayores al benchmark. En otras palabras, no sirvieron. Mejor nos quedamos con el análisis fundamental. 

 

!Comparte!


Facebook
TwitterLinkedIn

 

Be the first to comment

Leave a Reply