Balance histórico, ¡nada mal!

De vez en cuando es bueno mirar al pasado y ver cuáles pronósticos fueron buenos y cuales malos. De ese pasado solo encontré 2 pronósticos concretos para poder calificarlos y otros un poco más al aire que  mencionaré superficialmente.

 

¿Esta caro el S&P?

En mi post ¿Esta caro el S&P? del blog anterior argumenté que el S&P no mostraba síntomas claros de estar excesivamente caro, pero tampoco de que estuviera barato. En otras palabras, no creía que fuera a caer y tampoco creí que fuera a subir; anticipé que se iba a mantener lateral.  El post tiene fecha del 31 de julio de 2015.  El 31 de julio de 2015 el S&P 500 se ubicó en 2,103 puntos, un año después estaba en 2,173 puntos…. Prácticamente en el mismo lugar.

Con una gráfica base 100 se puede ver que el rendimiento en el año fue solo del 3%, bajo a comparación a las tasas libres de riesgo a 10 años que estaban en 2.1%.

¡Acierto!

¿Ahora qué?

En mi post ¿Ahora qué? Del 23 de julio de 2014 del blog anterior sugerí que no era buena idea invertir en el S&P500, en mercados emergentes o en la Bolsa Mexicana de Valores. El pronóstico fue parcialmente bueno. En el año siguiente a la publicación el S&P ganó 5.7%, rendimiento no tan malo al tener en cuenta que las tasas libres de riesgo en Estados Unidos estaban en 2.4% aproximadamente; pero el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores solo ganó 1.4% y los mercados emergentes perdieron 15% de su valor.

Es cierto que los rendimientos en MXN son mayores (el rendimiento del S&P500 en MXN fue de 31% en ese año) pero fue únicamente por la depreciación del MXN, no por el buen comportamiento de los índices (la tesis original).

La recomendación de ese año fue preferir MBONOS a UDIBONOS cortos, o liquidez para aprovechar oportunidades luego de un año. El pronóstico también fue bueno: en el siguiente año la inflación bajó a mínimos históricos, haber comprado UDIBONOS nos hubiera pagado una inflación de mínimos históricos. Estar líquido también nos hubiera dejado entrar a tasas de 3.6% un año después. Lo único es que el alza en tasas de interés fue 6 meses antes a ese año al que nos hubiéramos ido.

¡Acierto!… parcial. 

En el post de la Crisis del Ébloa anticipe que no nos ibamos a morir de ébola. Y no nos mató. ¡Acierto! También señalé que la tendencia era bajista y afortunadamente continuó así.

En el post Petróleo y Tipo de Cambio de finales de  2014 puse que “…Arabia Saudita, (estaba) en contra de reducir la producción para no perder su participación en el mercado…” y solo hasta mediados de 2017 redujo su producción junto con los miembros de la OPEP. Con 2 años y medio de falta de acción de Arabia Saudita creo que podemos decir que también fue un ¡Acierto!

 

En un par de años seguirá el seguimiento a la predicción del precio del petróleo.

 

!Comparte!

 

Be the first to comment

Leave a Reply