Precio del petróleo a largo plazo, ¡buenas noticias para México!

¡Buenas noticias para México! ya llega el petróleo barato. Creo que hay motivos suficientes para creer que tendremos petróleo barato en el largo plazo… ¿Por qué buenas noticias? Gasolina barata y menor inflación. Por el lado fiscal, la recaudación se ha diversificado y afortunadamente la nación no depende tanto del petróleo.

 

Como recordatorio de los años en la escuela; a mayor demanda, mayor precio y a menor oferta, mayor precio. Lo opuesto también se cumple; a menor demanda, menor precio y a mayor oferta, menor precio. En el punto de equilibrio, donde la demanda y la oferta se encuentran, encontramos el precio de mercado al que nos lleva la Mano Invisible (ojalá algún día también nos lleve a la equidad).

 

Primero veamos la parte de la demanda. El petróleo, y en general cualquier combustible fósil, tiene mucha energía atrapada en sus moléculas. Para extraer esa energía… lo quemamos… al más puro estilo del hombre de la edad de piedra. La combustión da energía a los automóviles (en gasolina, diesel se va prácticamente el 70% del uso del petróleo), a los motores de los barcos, a las turbinas de los aviones, etc.

 

*ultra-low sulfur distillate = diesel

 

La realidad es que cada día que pasa es necesario quemar menos petróleo para tener el mismo nivel de energía.

 

Por ejemplo, los automóviles más eficientes dan entre 15 y 24 km por litro (de acuerdo a Expansion y Fueleconomy). En el 2000 los carros más eficientes daban entre 11 y 14 kilómetros por litro (Toyota Echo, los Volkswagen Jetta y los Honda Civic).

Eso no es todo, las automotrices prometen lanzan nuevas versiones de sus motores que prometen ser hasta 30% más eficientes.

 

¿Cuál es el limite en la eficiencia? No quemar combustibles, usar autos eléctricos.

 

En los catálogos del año 2000 solo pude encontrar un carro eléctrico (Nissan Altra) y hoy pululan esos carros. Se espera que los autos eléctricos representen entre el 35% y el 40% del total de los vehículos en circulación en el mundo para 2040. Hace poco Volvo anunció que todos sus autos serán híbridos o eléctricos a partir de 2019. Tesla planea crear 10,000 ejemplares de su Modelo 3 cada semana durante 2018 (nadie cree que lo logren, pero aun así le están echando ganas). Incluso la mayoría de los pronósticos, que encontré en las proyecciones de la IEA, apuntan a que durante 2030 existan más de 100 millones de vehículos eléctricos en el mundo.

 

Ahora veamos la parte de la oferta. El petróleo, como todos sabemos, está en grandes yacimientos bajo tierra. Bajo las masas continentales y en las masas oceánicas. Sin embargo, también existen depósitos de petróleo no convencionales. El petróleo en los estos depósitos no está a la vista; las moléculas del petróleo están atrapadas en piedra (petróleo de esquisto) o pueden estar muy mezcladas con arena (arenas bituminosas).  En los últimos años estos depósitos de petróleo convencional tomaron mucha importancia ya que fueron las que causaron la caída en los precios del petróleo a finales de 2014. Lo que pasó fue muy simple:

 

  1. Se descubren yacimientos gigantes no convencionales de petróleo muchos años atrás pero a nadie le importó porque era extremadamente caro extraer el petróleo y no costeaba extraerlo.
    1. Habrá que recordar que antes de 2003 el precio del petróleo no era mayor a los $30 USD por barril (USD/bbl).
  2. Desde mediados de 2009 el petróleo sobrepasa los $80 USD/bbl.
  3. Desde principios de 2001 el petróleo sobrepasa los $100 USD/bbl.
    1. Cotiza entre los $100 y $115 USD/bbl.
  4. Se acuerdan de los yacimientos no convencionales de petróleo y ahora ya le dan importancia.
  5. Se dan cuenta que a $100 USD/bbl ya salen las cuentas y la extracción es rentable.
  6. Lo extraen e inundan el mercado con petróleo. 
  7. A mayor oferta menor precio; el petróleo cae a finales de 2014 desde $100 USD/bbl hasta $30 USD/bbl en los primeros días de 2016.

 

Pero pasó algo aún más importante. A la par del nacimiento (y casi-muerte) de la extracción de petróleo no convencional (puntos del 2 al 7) la industria petrolera invirtió mucho en desarrollar tecnología para extraer ese petróleo de una forma barata. Al principio el punto de equilibrio podía llegar a los $100 USD/bbl; ahora el punto de equilibrio oscila entre los $40 y $55 USD/bbl.

Por lo tanto, una vez que el precio del petróleo comience a subir (Brent arriba de $55 o $60) los productores de petróleo no convencional inundarán el mercado de nuevo y caerá el precio (ver punto 6).

 

No tomo en cuenta la correlación del consumo del petróleo con respecto al crecimiento del PIB mundial porque fue muy baja (0.33) en los últimos años. De hecho, una regresión lineal simple (MMO) donde el incremento en el consumo del petróleo es la variable dependiente y el crecimiento del PIB global es la variable independiente no es estadística mente significativa (F de 1.33 con un p-value de 0.27, R cuadrada de 0.10).

En otras palabras, no importa que la economía global crezca mucho, es probable que el consumo de petróleo no aumente por eso. 

#nosevelarelación

Datos de Bloomberg

 

Por último, los ingresos que recibe México por Pemex, Derechos de Hidrocarburos e Impuestos al consumo de gasolinas. Ya no representan un ingreso tan importante como antes con relación al total de los ingresos del gobierno. Lo malo, habrá que notar, es que la deuda ha compensado la caída en los ingresos (pero no mucho más que en los años de bonanza).

 

Datos de las leyes de ingresos de la federación. 

 

¡buenas noticias para México, ¡Comparte!

 

1 Trackback / Pingback

  1. Which regions and countries explain the demand for oil? – FinaSensei

Leave a Reply