Estrategia de inversión, ¡el tercer paso!

 

Ya tenemos los objetivos de inversión y las políticas de inversión, la siguiente pregunta es ¿cómo ejecutaremos las inversiones para lograr los objetivos? La estrategia de inversión es el dogma que nos permitirá ejecutar las inversiones. La estrategia de inversión es el enfoque para la estrategia de análisis y la selección de activos. Una estrategia de inversión bien hecha representa la base para todos los procesos de decisiones. Las estrategias de inversión suelen dividirse en 3 grupos: pasiva, activa y mixta.

 

Estrategia pasiva: es la estrategia que no reacciona ante cambios en las expectativas del mercado. Es importante notar que si existe y es necesaria una expectativa; sin embargo, no se reacciona ante cambios en la misma. Las estrategias pasivas pueden replicar (o comprar) un índice o ser buy-and-hold.

 

Ejemplo 1) tengo la expectativa de que a la bolsa mexicana le vaya bien; por lo tanto compro el NAFTRAC que replica el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de valores.

 

Ejemplo 2) tengo la expectativa de que a las fibras les vaya bien por lo que compro FIBRATC, un track de un portafolio compuesto de puras FIBRAs.

 

Ejemplo 3) tengo la expectativa de que la inflación sea alta por lo que compro un UDIBONO a 20 años y espero a que venza.

 

Es la estrategia ideal para quien no tiene mucho tiempo para andar valuando exhaustivamente activo por activo; o para el que cree que una gestión activa no genera valor agregado (el famoso alfa).

 

Estrategia activa: es la estrategia que reacciona a cambios en las expectativas del mercado. Es importante notar que todo parte de una expectativa base del mercado; de esta partimos y adecuamos el portafolio a cambios en las expectativas. El objetivo de una estrategia activa es generar un exceso de rendimiento ajustado al riesgo superior que una estrategia pasiva. Para evaluar si lo estamos haciendo bien, tenemos que identificar un benchmark de referencia; así podremos comparar el riesgo y rendimiento de nuestra cartera frente a la estrategia pasiva. Si le vamos a invertir mucho tiempo en la cartera, mínimo que le vaya mejor a la estrategia pasiva donde no le invertimos tiempo.

 

Ejemplo 1) tengo la expectativa de que a la bolsa mexicana le vaya bien (la “expectativa base”); pero creo que el sector de telecomunicaciones está caro y que el sector de materiales está barato (la “expectativa activa”). En lugar de solamente comprar el NAFTRAC, la estrategia pasiva, compro acciones replicando los sectores del IPC y al momento de comprar el sector de telecomunicaciones compro menos de lo que hay proporcionalmente en el IPC y cuando compro el sector de materiales compro más de lo que hay proporcionalmente en el IPC. Mi benchmark es el IPC. Con una tabla podríamos ver mejor el ejemplo:

 

tabla 1

 

Luego de un par de meses las condiciones cambian y ahora creo que el sector industrial esta barato y el financiero caro. Cambio la cartera de nuevo:

 

tabla 2

 

Ejemplo 2) tengo la expectativa de que a la bolsa mexicana le vaya bien (la “expectativa base”); pero creo que GMEXICO, MEXICHEM y PEÑOLES presenta una gran oportunidad. En lugar de comprar solo el NAFTRAC puedo comprar una combinación entre el índice y las acciones. Mi benchmark es el IPC. La cartera podría quedar así:

 

tabla 3

 

Es la estrategia para quien tiene conocimiento y tiempo para valuar sectores, empresas, regiones, países, etc. Esta estrategia requiere de bases de datos robustas, paquetes estadísticos, software especializado, conocimiento… o en su defecto, un amigo de confianza que tenga todo lo anterior.

 

Estrategia mixta: la mezcla de las dos anteriores, partimos de una expectativa base y nos movemos solo poco ante cambios en las expectativas del mercado. El objetivo es generar alfa sin despegarnos mucho (en cuanto a riesgo y expectativas) del escenario base. Para evaluar si lo estamos haciendo bien, tenemos que identificar un benchmark de referencia; así podremos comparar el riesgo y rendimiento de nuestra cartera frente a la estrategia pasiva.

 

Ejemplo 1) tengo la expectativa de que a la bolsa mexicana le vaya bien (la “expectativa base”) pero quiero agregar alfa usando un optimizador en donde el nuevo portafolio tenga un mejor perfil de riesgo con desviaciones menores al 2% del índice por sector. Mi benchmark es el IPC. La cartera podría quedar así:

 

tabla 4

 

Es la estrategia en donde buscas ganarle al índice, o disminuir el riesgo, sin incurrir en un análisis exhaustivo.

 

Actualizando nuestras políticas del post anterior, quería algo así:

 

  1. Objetivo generales de inversión. Invertir lo suficiente durante los próximos 5 años, sin comprometer los gastos esenciales que tengo, para que a partir del 6o año pueda vivir del flujo de efectivo que generen las fibras.
  2. Los objetivos de las políticas de inversión. Las políticas de inversión apoyarán el cumplimiento del objetivo estableciendo métodos claros de cálculo de rendimiento, de riesgo, estrategia de inversión, evaluación a la estrategia de inversión y procedimientos para la compra y venta de valores.
  3. Objetivos concretos de inversión. 1) Invertir $12,500 mensuales durante 60 meses, 2) a una cartera con un rendimiento del 10.22% anual, 3) para lograr obtener $973,000 al fin del periodo, 4) para que sea invertido en FIBRAS y lograr un flujo de $5,274 mensual.
  4. Medición y límites de riesgo. 1) La cartera total no deberá tener un VaR al 95%, diario, mayor de $9,700, 2) la relación rendimiento/volatilidad deberá ser mayor a 0.75, 3) la concentración en un solo activo no deberá ser mayor al 40% del total de la cartera, 4) el monto de inversión no deberán comprometer mis gastos esenciales.
  5. Seguimiento a la estrategia. El benchmark es el 100% en el IRT. Este benchmark replica el comportamiento del IPC asumiendo la reinversión de dividendos. Dado que puedo comprar el NAFTRAC y cada que pague dividendos comprar más NAFTRAC, el IRT es un benchmark representativo a la estrategia y replicable.
  6. Estrategia de inversión. Activa. Replicar los sectores del IPC con una sola empresa: por cada sector elegir la empresa que esté relativamente más barata (frente a sus competidores y a su comportamiento histórico) tomando en cuenta el P/UP/VL y P/Ventas. Re balancear después de los reportes trimestrales.
  7. Seguimiento a las políticas de inversión. 1) Cálculo mensual del rendimiento, 2) cálculo mensual del benchmark, 3) evaluación del sub o sobre desempeño, 4) en caso de un sub desempeño, evaluar la estrategia de inversión 4) cálculo mensual de las medidas de riesgo, 5) evaluar desviaciones a las medidas de riesgo y re balancear la cartera en caso de violar las políticas.

Comparte en Twitter

Comparte en Facebook

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply